JuegosSaludSeguridad

Yoga con tu peque

Si disfrutas practicando yoga debes saber que esta maravillosa disciplina milenaria también es un excelente método de salud física y mental para tus peques, estimulando tanto con tu propia vida su equilibrio físico y emocional. Veamos pues aquellos beneficios que tus hijos pueden recibir al practicar yoga.

– Favorece al sistema respiratorio.
– Estimula los puntos energéticos que se encuentran en los pies.
– Da contención.
– Mejora notablemente la conciliación del sueño.
– Relaja naturalmente a los niños.
– Evita el estreñimiento.
– Estimula el vínculo entre tú y tu hijo.
– Le brinda más fuerza y flexibilidad, como así también estimula los músculos y los tonifica.
– Fortifica tendones y nervios.
– Aumenta la circulación y la coordinación motora.
– Regula el sistema digestivo.

Si te decides a practicar yoga con tu hijo debes tener en cuenta los siguientes consejos:

– Durante toda la práctica háblale con palabras dulces y suaves para brindarle seguridad y la sensación de conexión contigo.

– Ponle la música que más le gusta o la que más lo ayuda a relajarse.

– Llévale su manta favorita y algunos de sus juguetes para que se sienta cómodo.

Elige un sitio aireado, especialmente con espacio para realizar yoga en el suelo, con buena iluminación y un ambiente tranquilo que se preste para los ejercicios de relajación. Prepáralo con anterioridad y dedica el tiempo que tu peque necesite a las primeras experiencias. Con el tiempo verás como esta práctica se vuelve imprescindible para él y para ti, convirtiéndose además en un momento ideal para reforzar el vínculo madre-hijo.

¡Adelante, será una magnífica experiencia!