Embarazo

Walking epidural, la nueva anestesia para embarazadas

Hand with syringe

La anestesia epidural que las embarazadas usan desde hace años para dar a luz con el mínimo dolor posible ha evolucionado en los últimos tiempos para dar paso a la denominada Walking epidural, una técnica que permite que la madre no quede paralizada de cintura para abajo.

Pero, ¿qué es la Walking epidural? Pues una anestesia que palia los dolores de las contracciones durante el embarazo y que pretende que la mujer pueda moverse sin problemas durante el proceso de parto, así como ayudar a que expulse al bebé con mayor facilidad. De esta manera, al sentirse más autónoma, también se siente mejor consigo misma.

La diferencia entre la epidural tradicional y la Walking epidural se centra, esencialmente, en la cantidad de medicamento que se usa en su preparación, ya que incluso su sistema de administración es  muy parecido. En el caso de la segunda, se aumenta el opiáceo y se disminuye la anestesia, por lo que se adormece el dolor pero la  capacidad motora queda despierta. Así, la mujer puede ir al baño sin ayuda y colaborar en el parto de una forma más activa.

Una anestesia que a mí me ha fascinado debido a sus múltiples ventajas, donde encontramos una mayor satisfacción personal, menos dolor, partos más cortos (al poder colaborar más en el proceso), mejores índices de frecuencia cardíaca fetal y menor dificultad en la expulsión. Además, se reduce la necesidad de usar partos vaginales instrumentales y episiotomías para evitar desgarros.

Finalmente, es importante destacar una de las cuestiones que mayor preocupación genera entre las futuras mamás: la seguridad. En este sentido, cabe decir que la combinación de fármacos que conforman la anestesia Walking epidural es completamente segura tanto para la madre como para el peque que está a punto de nacer.

De todos modos, es importante tener en cuenta que, como ocurre en todos los partos, no hay que olvidar que también es necesario que se establezca una buena monitorización materno y/o fetal y que la futura madre siempre tenga la asistencia de una matrona durante el parto.