Salud

Utilizar andador no es bueno para los bebés

little  baby in the baby walker.

Cuando los bebés empiezan a mostrar interés en dar sus primeros pasos, son muchos los padres que optan por regalarle un andador a su hijo con el que la tarea de aprender a caminar resulte más sencilla y el peque pueda saber cómo ir de un lado para otro lo antes posible.

Sin embargo, lo que muchos papis no saben es que, regalándole uno de estos aparatos a sus hijos, lo único que consiguen es el efecto contrario, ya que el hecho de que los pequeños se acostumbren a moverse de aquí para allá sobre un andador puede provocar que, además de aprender a caminar mucho más tarde que el resto de bebés, los pequeños adquieran ciertas conductas a la hora de moverse que no son las adecuadas.

Y es que los pequeñines aprenden a caminar tras observar cómo se mueven sus piernas y sus pies, algo que no pueden visualizar correctamente si existe un andador de por medio, por lo que este accesorio no resulta nada recomendable.

De hecho, en algunos países como Canadá su uso ya ha sido terminalmente prohibido y, aunque esta restricción todavía no ha llegado a España, los expertos aseguran que lo mejor es prescindir del andador si deseas que tu hijo aprenda a andar rápido y de la mejor forma posible.

Así que, si quieres que tu hijo se mueva con soltura de un lado para otro, ayúdale a aprender a andar tú misma sujetándole las manitas mientras da sus primeros pasos y evitando que se caiga con el fin de que no se haga daño.