Educación

Un hijo biológico y otro adoptado

Children

¿Es el mismo amor? A veces sucede que luego de la adopción de un chico se produce un embarazo, nace otro hijo. En otras situaciones, matrimonios que ya cuentan con hijos biológicos deciden adoptar. La familia adquiere características especiales. Pero el amor de papá y mamá puede repartirse equitativamente, sin ceder a prejuicios ni discriminaciones.

Varios papás adoptantes han descartado totalmente las posibilidades del hijo biológico. Sin embargo, puede aparecer, y si los encuentra desprevenidos la sorpresa puede desencadenar conflictos. Se plantean entonces varias interrogantes ¿Me querrá más que el otro?, ¿Se dará cuenta que existen diferencias?, ¿Querré más a este hijo que al otro?

Por todo esto es importante que los papás sepan que después de la adopción de un pequeño suele ocurrir que la mujer quede embarazada. Esta especie de mito tiene su clara explicación. Los síntomas de esterilidad se modifican porque el pánico a la concepción y al embarazo, o cualquier otra situación relacionada con la dificultad de ser mamá, se resuelven con el ejercicio de la maternidad. Al tener en brazos a ese niño adoptivo concreto y real, esa mamá ha pasado la prueba, ha atravesado la barrera que pensaba infranqueable.

Es necesario comprender que a cada uno de los niños biológicos o adoptados se le brindan cosas distintas. Y cada uno de ellos representa también una nueva experiencia, la construcción de vínculos distintos, placeres y frustraciones.
Los hijos son producto de todo nuestro amor cualquiera sea su origen.