Alimentación

Trucos para que coman pescado

happy little girl cook hold plate with salmon seafood

Los niños suelen rechazar el pescado, pero sus nutrientes son imprescindibles para su correcto desarrollo, por eso debe incluirse en la dieta al menos dos veces a la semana.

El pescado les aporta proteínas de calidad, al igual que la carne, aunque es más sano porque no contiene grasas perjudiciales y es más fácil de digerir. Las proteínas del pescado les ayudan  a que los músculos y los órganos crezcan y se desarrollen adecuadamente. Además el pescado contiene hierro, calcio, zinc, omega 3 y vitaminas.

A la hora de la compra lo más importante es elegir pescados con pocas espinas o que sean fáciles de quitar. Por eso es mejor escoger el pescado en filetes o en lomos, evitando las rodajas que es donde más espinas suele haber. Los pescados con menos espinas son la merluza, el rape, el lenguado y el pez espada.

El pescado no debe ser un castigo, sino una comida de la que todos disfrutemos en la mesa, por eso debemos predicar con el ejemplo y comerlo con frecuencia también los adultos.

En cuanto al sabor, es mejor utilizar limón o alguna salsa para disimular el sabor a mar que a veces no gusta a los peques. El pescado empanado, aunque cocinado al horno para que tenga menos grasas, les resultará más atractivo. Lo importante es ir variando de pescado y de receta para que no se aburran. Además podemos ponerle su guarnición favorita, como las patatas fritas caseras, para que se lo coman más fácilmente. También podemos añadir tomate frito o un poco de salsa rosa.

Una buena idea es mezclar el pescado con otros alimentos que sepamos que seguro que le gustan, por ejemplo podemos preparar unos espaguetis con gambas, pizza o empanadillas con atún, croquetas con trocitos de merluza o hamburguesas hechas de pescado desmenuzado, como la merluza, paella de pescado, etc.