Educación

Tareas del hogar en equipo

Si pretendes tener una casa donde nada esté jamás fuera de lugar, nuestro consejo es: no tengas hijos. Pero como los niños son maravillosos y el consejo anterior no era más que un chiste, lo que realmente debes hacer con todos esos juguetes que se amontonan año tras año y Navidad tras Navidad; y ni hablar de cuando comenzamos a guardar los primeros dibujos, cuadernos y trabajos que traen del cole, pues bien la solución es sencilla: una semana de trabajo en familia.

Dispone de una semana para realizar con tus hijos una limpieza profunda, más o menos de esas que suelen hacerse antes de una mudanza. Desafíalos a ayudarte, de esta forma comprenderán lo que cuesta mantener el orden en la casa y además se sentirán útiles realizando una tarea tan importante a tu lado.

Veamos algunos consejos para esa semana de duras labores:

- Escojan una semana en la que no tengan otras obligaciones ni compromisos; las vacaciones son ideales para esto.
– Planea una rutina de comidas rápidas y sencillas para no perder demasiado tiempo en estos menesteres y que cada día sea un integrante de la familia quien se dedique a ello.
– Organiza con anticipación los materiales necesarios para que no falte nada a último momento: cajones que se vean bien, canastas atractivas, bolsas para la basura y muebles de organización para las cosas de los más pequeños.
– Divide el trabajo en secciones de dos a tres horas según la edad de los niños y no los sobreexijas, para eso han destinado varios días a esta tarea.