Seguridad

Tacataca ¿sí o no?

little  baby in the baby walker.

Muchas veces nos sabemos si el tacataca o andador es bueno para el bebé. Lo que no debemos hacer nunca es obligarle a ir en un andador demasiado pronto porque puede influir negativamente en su desarrollo.

Hay padres que quieren que sus hijos comiencen a andar lo antes posible y por eso adquieren un tacataca o andador. Sin embargo cada niño tiene su ritmo y aprenderá a andar cuando su cuerpo esté preparado para ello, por eso no debemos nunca obligar a un bebé a caminar antes de tiempo porque le puede afectar a nivel muscular.

Hay que tener en cuenta que la postura en el andador es de puntillas y que si se mantiene durante bastante tiempo puede afectar a su equilibrio posterior. Los bebés además tienen que aprender a andar de lado y ayudándose en un objeto fijo, por ejemplo un sofá o una pared, y no hacia delante y de forma inestable como sucede en un tacataca.  De hecho, puede ocurrir que un bebé que utiliza el tacataca no conozca bien su cuerpo ni sus aptitudes y por tanto tampoco tendrá confianza en sí mismo.

Por tanto es muy importante que el niño gatee y empiece a levantarse solo porque de este modo aprenderá a calcular las distancias, a mantener el equilibrio y a ver sus pies, muy importante porque así observa y aprende cómo caminar. Por eso lo más recomendable es dejarlo en una alfombra o una mantita para que vaya moviéndose por sí mismo.

Los tacatacas además pueden tener ciertos peligros, aunque si finalmente compramos uno debemos procurar que el ancho sea superior al de las puertas y que cuente con un sistema de frenado que se active en caso de riesgo. En todo caso nunca debemos dejar solo a un bebé mientras está en el tacataca, ya que puede volcar si se tropieza con algo o chocar con un mueble u objeto peligroso.