Embarazo

Ser madre soltera, una opción de vida

En los tiempos que corren muchas mujeres han renunciado al matrimonio pero no por eso se han resignado a su sueño de ser madres; tanto solteras como divorciadas. Incluso en los casos en que la naturaleza las ha privado de este bello regalo, y gracias a la reforma de la ley de adopción que permite que personas solas puedan adoptar, muchas mujeres han optado por esta alternativa.

Otras tantas han dedicado sus vidas a su profesión y por eso han descuidado sus relaciones, llegando a una edad en la que desean tener un hijo pero no tienen pareja, gran parte de estas mujeres optan por la inseminación artificial, transformándose así en madres solteras que cuidan de sus hijos sin una presencia paterna.

También existen los casos de mujeres que se quedan embarazadas de una pareja circunstancial y deciden llevar adelante ese embarazo por cuenta propia. Ya nadie se asombra cuando una familia está formada por una mamá y un hijo o hija.

En el caso de la adopción, otro dato relevante que demuestra el cambio de mentalidad que hay en la sociedad en estos últimos años, es que cada vez son más las mujeres que escogen adoptar niños más mayores, cuando antes eran absolutas excepciones ya que todas buscaban un bebé. Está demostrado que la gran mayoría de las mujeres solteras que se deciden por la adopción reciben a niños de entre 3 y 5 años.

Algunos jueces incluso, aconsejan que en los casos de mujeres solas se les entreguen niños sanos y sin ninguna discapacidad, ya que la crianza dependerá de una sola persona.