Educación

Rivalidad entre hermanos

rivalidad-entre-hermanos

La rivalidad entre hermanos desde peleas hogareñas, querer ambos el mismo objeto y negarse a compartirlo, hasta momentos extremos. Como padres pueden reconocer y destacar las cualidades de cada uno de ellos, tratando de prestar igual atención para que se sientan reconfortados, amados y respetados.

 Los hermanos mayores suelen reclamar que los más pequeños pueden hacer todo lo que quieren, y es probable que sea reiterado;  estas actitudes es para asegurarse no reciban un trato preferencial que perciben por su gran  disgusto. Esta competencia o rivalidad porque la inquietud o temor, de que lo quieran menos o prefieran al hermano más pequeño, se pelean por destacarse delante de sus padres o familiares;  en este aspecto deben ser cuidadosos y actuar demostrándoles que el amor es igual para todos.

En los peques adolescentes la competencia se acentúa, ese el momento donde debes remarcar sus habilidades para fortalecer su autoestima, compartiendo charlas o actividades juntos. En ocasiones se les exige mayores responsabilidades con su hermano menor, que han ser referentes o cuidarlos; asumir ciertas colaboraciones hará que ciertas independencias sean aprendidas, siempre acordes a su edad.

La rivalidad o competencia se denomina; “El príncipe destronado”,  pues la sensación es que fueron desplazados por la llegada de su hermano/s, pudiendo tener comportamientos no habituales. La pelea o burlas, por el llanto o molestias del bebé suelen ser las riñas más frecuentes.

Las relaciones fraternales son generadas por la inmensa variedad de controversias que siente el mayor hacia el menor. Aunque al principio demuestre alegría por el  nacimiento del peque, marcando sus espacios, pueden tratar de imponer su voluntad; la competencia o rivalidad es evidente y estará presente siempre. Será de diferentes maneras, requiriendo de una armonía que deberás crear.