Salud

Risas sanadoras

Happy brother and sister
Si la risa es saludable para los adultos, ¿cuánto más lo será para un pequeño bebé? Existiendo hoy en día una terapia sanadora para adultos llamada risoterapia, en la que se fomenta la risa como medio de alcanzar la salud en los más diversos aspectos del ser humano, ¿por qué dejamos de lado esta maravillosa técnica cuando se trata de nuestros hijos? Desde este humilde espacio recomendamos con énfasis el uso de la risoterapia en bebés y niños, lo que además de ser beneficioso para la salud de los peques creará un lazo entre padres e hijos a través de un momento de diversión.

La risa sanadora

El secreto de este poder en la risa está basado en los mecanismos que se activan ante este fenómeno, esto es: liberación de endorfinas que ayudan a alcanzar una mayor relajación y mejoran la oxigenación. Sumados a una magnífica sensación de bienestar que ahuyenta los miedos, fortalece la confianza y hace disminuir notablemente el estrés.

Aplica la risoterapia a tu hijo

Bastará con una pequeña sesión de 5 minutos para que veas los notorios beneficios que brinda. Para ello debes tomar en cuenta ciertos detalles: escoge un momento en que tu peque esté de buen humor, recurre a métodos tan simples como las cosquillas, varía a través del juego. Respecto a esto último las variantes son tan infinitas como tu imaginación, algunas comprobadas en el caso de los bebés es el famoso escondite, para esto bastará con tapar tu rostro con un cojín y aparecer repentinamente. Da igual resultado el juego inverso, cubre la carita de tu bebé y quítale la manta o lo que uses para taparlo con un movimiento rápido. Estas cosas tan sencillas y cotidianas pueden llegar a desatar un concierto de carcajadas. No te prives de ellas.