AlimentaciónSalud

Recién nacidos: ¿descanso o alimentación?

Los recién nacidos suelen dormir más de lo que podemos imaginar, esto sumado a nuestro desconocimiento cuando se trata del primer hijo puede convertirse en un problema a solucionar, ya que entramos en la disyuntiva sobre la importancia del sueño o la importancia de la alimentación. La clásica pregunta es: ¿debo despertar a mi bebé para alimentarlo? Y ante esto, según a quienes les preguntemos, podemos encontrar tantas respuestas como personas interrogadas.

Veamos pues algunas pautas a seguir:

- Dormilones: si tu bebé recién nacido duerme muy profundamente y pasa más de 4 horas sin despertarse lo ideal es que lo hagas tu para amamantarlo o darle su biberón. De esta forma, según los médicos especialistas, esta es la única manera que tienes de estar segura de que tu bebé está siendo bien alimentado, especialmente en los primeros días de nacido. Recuerda que los bebés pueden ser alimentado cada 2 horas durante las primeras semanas de vida.

- Suavidad: si tienes un bebé dormilón despiértalo para alimentarlo pero cuidado, haz esto con absoluta suavidad para no asustarlo. Aumenta lentamente la luz de la habitación, acaricia sus pies y su carita. Y si esto no te da resultado puedes usar un pañito húmedo y acariciar con él su frente o cuello.

- Tranquilidad: pasadas las 6 semanas de vida, y si tu bebé está alimentado adecuadamente según su médico pediatra, ya puedes dejarlo que duerma un poco más. Aunque ten en cuenta que lo ideal es que se alimente con lapsos de tiempo menores durante el día y que los períodos de sueño prolongados los tenga en la noche, para ir formando hábitos del sueño.