Alimentación

Receta para los más peques: papilla de calabaza y manzanas

Nada mejor que la llegada de la época de las papillas, es la hora de comenzar a alimentar a tu hijo con otro tipo de alimentos además de la leche materna, esto es toda una aventura y un desafío. Principalmente porque deberás buscar la forma de que esta nueva etapa sea agradable a su paladar y que a su vez contenga todas las vitaminas y nutrientes que el peque necesita para un desarrollo completo.

En la época en que yo misma críe a mis hijos el pediatra me aconsejaba las primeras papillas de frutas a los 3 meses y a los seis agregar las papillas de verduras, hoy en día hay muchas formas de reunir frutas y vegetales en un mismo plato y que esto sea una verdadera delicia para nuestro bebé que comienza a crecer.

Además de representar todo un avance en la vida de nuestro peque, saber qué escoger y cuando hacerlo significará un verdadero ahorro en la economía familiar. Esto es, aprovechar las frutas y verduras de estación, como por ejemplo la calabaza y las manzanas que coinciden en el otoño. Por eso te dejamos una receta sencilla, económica y recomendadísima para niños de más de 8 meses.

Ingredientes:

– 1 calabaza pequeña
– 3 manzanas peladas y sin semillas
– Agua
– Canela y nuez moscada, esto es opcional

Preparación:
– Pela la calabaza, córtala en dos partes para poder quitar las semillas con facilidad y luego córtala en pequeños daditos.
– Corta las manzanas, ya peladas y sin semillas, en rodajas gruesas
– Cocina todo junto al vapor, este tipo de cocción ayuda a retener muchas más vitaminas
– Finalmente licúalas con un poco de agua hasta que veas que alcanza la consistencia necesaria para tu bebé

Como te imaginarás esta receta te brinda varias porciones por lo que es conveniente que congeles cada porción en recipientes individuales, para ir descongelando según el momento en que quieras darle esta comida a tu peque. ;)