Alimentación

Qué hacer para que los peques coman fruta

Depositphotos_13618866_l

La fruta debe formar parte de la dieta de los niños porque les aporta muchos nutrientes necesarios para su correcto desarrollo. Sin embargo, muchos niños rechazan la fruta, algo que podemos solucionar siguiendo unos consejos.

La fruta contiene vitaminas, minerales, fibra, antioxidantes y mucha agua, por lo que es un alimento muy sano, completo y con pocas calorías.

Lo más importante es que desde que es pequeño vea cómo los adultos disfrutamos comiendo ciertos alimentos, por eso debemos ser los primeros en comer fruta para lograr que nos imite. Un buen truco es ofrecerle siempre algún trocito cuando nosotros estemos comiendo fruta. Además, en la cocina la fruta siempre debe estar presente y ser visible para que se acostumbre.

A veces el niño no quiere fruta porque le resulta ácida o no le gusta la textura, pero simplemente haciendo unos cambios, como echar un poco de azúcar o quitar la piel o las pepitas, podemos conseguir que la tome.

En todo caso no debemos obligarle, es mejor que lo vea como un premio a que piense que es un castigo.

Más consejos

Otra forma de que aumente la ingesta de fruta es prepararla adaptándola a sus gustos. Por ejemplo es importante que la pelemos y la partamos en trocitos poniéndola en un recipiente divertido e incluso acompañándola de otros alimentos como un yogur o un poco de chocolate.

También si el niño es más mayor podemos hacer pinchitos con los trocitos de diferentes frutas o una macedonia con un poco de helado. Los cereales también combinan muy bien con las frutas, por lo que podemos mezclarlos.

En lugar de comprar zumos envasados es mejor optar por prepararlos en casa, mezclando varias frutas. Si el peque decide qué frutas quiere utilizar y nos ayuda a preparar el zumo seguro que querrá probarlo. También es una buena idea preparar un batido mezclando yogur o leche con frutas como el plátano y las fresas que serviremos en una copa de plástico o un vaso especial para niños.