Educación

Qué hacer ante las rabietas de nuestros peques (II)

berrinche

Siguiendo en la línea de nuestros artículos referenciados al manejo de límites para enfrentar como padres responsables las actitudes de rabietas y berrinches de nuestros hijos. Para eso hay algo que debemos reconocer y manejar con sabiduría; esto es, conocer y saber manejar los límites.

Pero para ello debemos saber primero qué es un límite.

Límite en el ámbito familiar de la crianza de nuestros hijos es sinónimo de amor y contención. Saber imponer a nuestros peques un límite a sus demandas, que por otro lado son absolutamente naturales, es nuestro primer acto de amor hacia esas personitas a las que hemos traído a este mundo.

La imposición de límites es enseñarles a organizar sus vidas, y no se trata de un acto planificado sino que es algo natural que siempre está presente en la educación de nuestros niños, aún sin que nos demos cuenta de que lo estamos haciendo.

Ponerle límites a nuestros peques es la mejor manera de enseñarles que en la vida las cosas no son siempre aquí y ahora porque ellos así lo desean; y sobre todo es la mejor manera de enseñarles a esperar. Ya que la espera pacífica es una de las mejores virtudes que podemos legarles.