Embarazo

Prepara la habitación del bebé

Depositphotos_7472381_original

Durante el embarazo es importante que preparemos la habitación del bebé para que todo esté listo cuando nazca. Veamos qué accesorios y muebles necesitamos para que sea un espacio cómodo.

Para darle un aspecto nuevo a la estancia podemos pintar la habitación con colores suaves, aunque también es posible innovar utilizando colores diferentes como el lila o el verde. Otra opción es poner frisos, cenefas o papel con motivos infantiles, todo un acierto.

Además, debemos elegir bien las cortinas o los estores para que el niño duerma bien y no tenga un exceso de luz en la habitación.

En cuanto a las lámparas, lo ideal es que, además de la de techo, instalemos otra más pequeña para que podamos movernos por la habitación sin que se despierte.

Muebles y accesorios

Obviamente debemos invertir en una buena cuna y en un buen colchón para que el bebé esté seguro y descanse adecuadamente.

Una buena idea es poner una mecedora o un sillón para poder amamantarlo o darle el biberón cómodamente, sobre todo si nos levantamos por la noche. Además, podemos adquirir un cojín de lactancia que facilitará esta tarea.

Es importante disponer de un espacio donde poder guardar la ropa, como una cómoda y un armario con baldas y cajones que mantengan todo en orden.

El cambiador debe tener la altura adecuada y dejar sitio para colocar los pañales y todo lo que necesitemos, como cremas, toallitas, tijeritas para las uñas, etc. También es aconsejable colocar estantes en las paredes para que pongamos sus juguetes. En el futuro son perfectos para que dejen sus cuentos y cosas del colegio.

Para los pañales podemos comprar una papelera especial donde los almacena durante varios días y que impide que haya olores en la casa, algo que sucede cuando los tiramos a la basura normal.

  • Angélica

    Yo he pensado en decorar las paredes de la habitación de mi hija con unos vinilos de pared (http://www.bimago.es/vinilos-de-pared/vinilos-para-ninos.html) que me parecen muy chulos y pintar las paredes con algún color suave, tal como lo sugiere el artículo. Lo que me parece un poco arriesgado son los estantes, especialmente cuando la pequeña aprenda a caminar. Me da miedo de que el estante le pudiera caer encima …¿No os parece?