Salud

Qué es la costra láctea y cómo se puede eliminar

Pediatrician holding a baby

Muchos bebés tienen costra láctea, un tipo de dermatitis seborreica que produce la aparición de pequeñas escamas en el cuero cabelludo y otras zonas como los párpados y alrededor de la nariz.

No se trata de un problema grave ni se contagia, y puede durar hasta que el niño tenga unos tres años, aunque suele desaparecer antes del año por sí sola, por lo que no es necesario aplicar ningún tratamiento agresivo. La costra láctea es muy frecuente en los bebés y no suele producir molestias, quizás un poco de picor y no siempre.

Es importante masajear el cuero cabelludo del bebé suavemente con los dedos o con un cepillo adecuado a su edad para que las escamas se vayan despegando y mejore la circulación de la zona.

En ningún caso debemos quitar nosotros las costras con las uñas o con un cepillo, ya que pueden aparecer heridas e infectarse.

Además debemos lavar el cuero cabelludo a diario con un champú para bebés, eliminando bien los restos de jabón. Una vez que desaparezcan las escamas podemos lavarle el pelo dos o tres veces a la semana, pero no cada día porque ya no será necesario.

También podemos aplicar aceite para bebés, aceite de oliva o vaselina sobre el cuero cabelludo mediante un suave masaje, dejando que actúe durante una media hora. Pasado este tiempo tenemos que lavar la zona con un champú neutro para bebés. Si queremos un mayor efecto tenemos que cubrir  la cubrir la cabeza del bebé con un paño o una toalla pequeña mojada en agua tibia, pero teniendo mucho cuidado para que no se enfríe y el bebé no sufra una bajada brusca de la temperatura corporal.

El pediatra también puede ayudarnos a eliminar la costra láctea recomendándonos un champú específico para este problema o una crema para reducir la costra láctea.