Salud

¿Puede una embarazada tener gatos en casa?

Kitty sleeping in arms

El gato es un animal de compañía que está presente en multitud de hogares, ya que estos felinos pueden llegar a ser adorables, divertidos y muy juguetones.

Pero, ¿niños y gatos son compatibles?, ¿o es mejor dejar de lado a esta mascota si tu bebé está en camino?

La respuesta a esta pregunta es que lo más aconsejable es pasar el periodo de gestación lejos de este animal, ya que las mujeres embarazadas que tienen uno o varios gatos en casa corren el riesgo de padecer toxoplasmosis, una infección creada por un parásito que es eliminado por los gatos a través de las heces y que puede ser transmitida al ser humano.

De este modo, si esperas un bebé y tienes un gato como animal de compañía corres el riesgo de contraer esta enfermedad. ¿Cómo? Pues mientras limpias la arena sobre la que el animal hace sus necesidades o tocando la tierra de tu jardín en caso de que el felino se pasee por él de un lado a otro.

Así, y aunque la toxoplasmosis no causa ningún tipo de síntoma en muchas ocasiones, para las embarazadas puede ser fatal, ya que puede provocar defectos en el nacimiento del pequeño, e incluso la pérdida del bebé, por lo que se trata de una afección muy seria.

No obstante, si tienes un gato en tu hogar y no quieres deshacerte de él ni tienes la oportunidad de que otra persona lo cuide, puedes pedirle a tu pareja o a algún otro familiar que limpie la arena del minino, así como no acercarte a los felinos que se encuentren en la calle y lavarte las manos con gran esmero cada vez que acaricies a tu mascota para evitar el contagio.