Embarazo

¿Puede conducir una mujer embarazada?

The modern pregnant woman, style of life

Si el embarazo no presenta ningún problema, la mujer puede seguir conduciendo, aunque teniendo en cuenta unos consejos.

En un principio la embarazada, al menos que su médico lo contradiga, puede utilizar el cinturón de seguridad. De hecho la embarazada debe ponerse el cinturón de seguridad porque es la mejor forma de protegerse a sí misma y al futuro bebé. Tenemos que poner la parte superior del cinturón entre la barriga y el pecho, mientras que la parte inferior del cinturón debe estar entre la barriga y los muslos.

Si el médico desaconsejase poner el cinturón la mujer debe llevar un certificado médico que lo acredite para evitar una posible multa. Además, en el mercado es posible adquirir un adaptador para el cinturón que consigue que sea más cómodo y seguro.

En el caso de realizar un viaje largo la embarazada debe parar más a menudo, al menos cada dos horas, para descansar y dar un paseo para que se active la circulación, especialmente en las piernas. También debe llevar una botella de agua y el móvil cargado por si tiene que avisar de alguna incidencia.

A la hora de sentarse la mujer debe poner el respaldo recto al tiempo que el reposacabezas debe tener la parte superior a la altura de la cabeza. El airbag no suele suponer un problema, al contrario, por eso no conviene desactivarlo mientras dure el embarazo.

Cuando el embarazo esté más avanzado, más o menos a partir del sexto mes, y la mujer se sienta incómoda o la barriga esté muy cerca del volante puede estar desaconsejado conducir. Es mejor pedir a alguien que nos acompañe en el coche si seguimos conduciendo durante el último trimestre. En todo caso la mujer no debe sentarse muy cerca del volante o el salpicadero mientras dure el embarazo, aunque debe estar cómoda y alcanzar bien los pedales.