SaludSeguridad

Psicofármacos en los niños

psicofarmacos-en-los-ninos

En un principio fueron para los neurolépticos, para la psicosis y esquizofrenia, se les daba para que realicen actividades normales. El uso de psicofármacos para tratar enfermedades nerviosas en niños ha crecido, esto se produce con la aparición del diagnóstico de diversas patologías, generalizándose su uso.

La ansiedad y depresión infantil, trastornos de conducta, trastorno de déficit de atención, hiperactividad; se utilizan muchas veces tapar los síntomas variados. Una de las tantas consecuencias o secuelas que pueden provocar, es la pérdida de la motivación o concentración, y la abstinencia generar graves consecuencias. Siempre implica riesgos, deben ser evaluados y controlados por especialistas del área y de modo riguroso, y ser utilizados de manera responsable permitiendo al paciente (niño) realizar las mismas actividades que sus pares.

Muchas veces la hiperactividad es causada por determinados alimentos, por alergias o por estados emocionales que lo propician. El tratamiento del TDAH exige una intervención multimodal: psicoeducación, interacción de la familia y sólo debe considerarse el uso de psicofármacos luego de una evaluación especializada y en casos específicos.

No mediques, solo “le corresponde”  al profesional  conocer con fundamentos médicos, y basado en síntomas puede hacerlo. Los peques habitualmente tienen temores: a  personas ajenas al círculo familiar, los ruidos fuertes, determinados animales, tormentas, la oscuridad; puedes hacer una consulta con un psicólogo cuando los miedos son desproporcionados. Un psicofármaco es un recurso que alivia temporalmente, un problema profundo; puede aparentar tranquilidad en el niño pero lo importante es resolver lo que sucede.