Salud

Problemas auditivos en los niños

Todos los padres tememos tener que enfrentar una enfermedad o deficiencia en nuestros peques, pero lo cierto es que lo mejor que puede pasarnos es estar preparados e instruidos para descubrir cualquier cosa que no esté funcionando bien en la salud de nuestros hijos, porque esta detección temprana de una enfermedad no solo ayudará a solucionarla de mejor manera sino que incluso puede resultar en la cura total de la misma.

Una deficiencia bastante habitual que suele darse es la auditiva, además de ser de las más difíciles de descubrir, ya que en la mayoría de los casos no lo advertimos hasta pasados los dos años de edad según el origen de la deficiencia o el momento en que este problema se da.

Existen dos tipos de deficiencias auditivas según el momento en que esta se produce. Uno es el llamado prelingüal que es el que, como su nombre lo indica, marca el momento del desarrollo del problema en la etapa previa al lenguaje, la que se podría ubicar aproximadamente antes de los 3 años del peque. Esta puede ser congénita o adquirida. La otra es la postlingüal y se manifiesta en el momento en que el pequeño comienza a hablar, aproximadamente a partir de los 3 años.

Entre los tipos de deficiencias auditivas están las prenatales que se producen por lesiones en el feto durante el embarazo, las perinatales cuyas causas se dan durante el parto y las postnatales originadas por infecciones, intoxicaciones o enfermedades del tipo de la otitis crónica adquiridas por el niño luego del nacimiento.

Lo más importante es estar atentos a las reacciones de nuestro bebé ante ruidos repentinos o cuando le hablamos, y ante cualquier inquietud acudir al especialista de confianza para que pueda realizar el correspondiente examen médico.