Alimentación

Preparando zumos saludables en casa

Little girl drinks orange juice

A casi todos los niños les apetece tomar un zumo fresquito en verano, pero si los hacemos en casa serán más saludables y además podemos prepararlos todos juntos para que se acostumbren a tomar más frutas.

Los zumos en verano son perfectos para mantener hidratados a los peques y pueden ser una buena opción para la merienda o a media mañana. De todas formas, los zumos, aunque sean caseros, no pueden ser un sustituto de la fruta, la cual se debe tomar cada día porque aporta más fibra y otros  nutrientes muy importantes durante el crecimiento.

Es importante que los niños beban los zumos nada más prepararlos para que conserven todas sus propiedades, evitando que estén demasiado fríos, ya que con el calor no es recomendable tomar bebidas o alimentos muy fríos.

Tampoco debemos añadirles azúcar al menos que la pidan o se trate de fruta muy ácida, así no se acostumbrarán a sabores demasiado dulces.

Además podemos preparar los zumos caseros utilizando leche para que les aporten calcio. Uno de los más ricos es el de plátano y leche o yogur, que seguro que gusta a todos y tiene mucha energía.

Otro zumo muy saludable, sobre todo para los más pequeños, es el de manzana, a la que añadiremos agua y unas gotitas de limón para que no se oxide. También podemos hacerlos en la batidora con agua y uva, aunque después debemos colarlo para retirar las pepitas que puedan quedar.

Asimismo podemos preparar en casa un zumo a base de zanahoria y manzana. Otra combinación muy rica para preparar un zumo es utilizar pera y manzana o uva y manzana

Si nos sobra zumo y queremos aprovecharlo, podemos hacer unos polos si tenemos moldes en casa para meterlos en el congelador.

Y aunque los zumos, sobre todo si son caseros, son muy buenos, lo más importante es que los niños beban suficiente agua.