Alimentación

Por qué se recomienda la lactancia materna

Breast feeding

Si nada lo impide siempre es mejor que la mujer amamante al bebé durante unos seis meses, ya que es mejor para su salud y ayuda a establecer más vínculos entre la madre y el hijo.

La leche materna contiene todas las vitaminas, proteínas y grasas que el bebé necesita, por lo que es un alimento muy completo.

Una de las mayores ventajas de la lactancia materna es la comodidad, ya que por ejemplo a media noche no hay que ponerse a preparar un biberón ni tenemos que estar pendientes de comprar leche para bebés. Además, en tiempos de crisis el ahorro es muy importante, ya que la lactancia artificial suele ser bastante cara.

Por otra parte la leche materna es más fácil de digerir, por lo que sufren menos cólicos, estreñimiento y otros problemas digestivos.

Parece ser que el riesgo de muerte súbita es menor en los bebés que se alimentan de leche materna. También los bebés que toman esta leche sufren menos infecciones de oído y enfermedades cutáneas.

Asimismo esta leche mejora el sistema inmunitario del bebé y le protege frente a ciertas enfermedades, ya que las defensas de la madre pasan al bebé. De hecho la leche materna también puede ayudar a prevenir la aparición de alergias, diabetes y obesidad.  Y la salud bucal del bebé será mejor porque reduce el riesgo de caries y deformaciones dentales.

Y no sólo el bebé se beneficia de la leche materna, ya que las mujeres que dan pecho suelen perder antes los kilos que han ganado durante el embarazo. Además, dar el pecho puede disminuir las posibilidades de la mujer de sufrir algunos tipos de cáncer, osteoporosis y enfermedades cardiovasculares.

De todas formas nunca debe ser una imposición, sino que tiene que ser una decisión que debe tomar la mujer, ya que ha de sentirse cómoda y preparada.