Alimentación

Por qué los niños deben tomar calcio

child with a glass of milk

El calcio es un mineral necesario para el correcto desarrollo de los huesos, prevenir fracturas, unos dientes fuertes y otras funciones del organismo.

Por tanto es muy importante que los niños y los adolescentes tengan bastante calcio para desarrollar sus huesos y puedan crear una reserva de este mineral para el futuro. De hecho, en el caso de las niñas, el calcio puede ayudarles a protegerlas de la osteoporosis cuando sean mayores, un problema más frecuente en las mujeres.

El calcio también ayuda a que los niños absorban otros minerales fundamentales para el crecimiento.

El calcio contribuye a que se transmita el impulso nervioso, se desarrolle la actividad muscular y además participa en la coagulación de la sangre.

Una alimentación variada y equilibrada es fundamental para obtener el calcio que necesitan, sobre todo de los lácteos como la leche, el yogur o el queso. En muchos casos estos alimentos se refuerzan con vitamina D para ayudar a la absorción de calcio.

Sin embargo no todo el calcio debe proceder de los lácteos, otros alimentos como los vegetales de hoja verde también son ricos en calcio, por eso hemos de acostumbrar a los peques a comer col y brócoli. Además, los niños más mayores pueden tomar sardinas o salmón, así como tofu, ya que les aportarán calcio. Los frutos secos como las nueces también son una buena fuente de calcio, aunque solo se los daremos a los más mayores y si sabemos que no son alérgicos.

En general se recomienda que los niños tomen unas cuatro unidades de calcio al día. De todas formas es importante que también tengan reservas de vitamina D para que el calcio se absorba bien, por eso no sólo deben tomar alimentos fortalecidos con este mineral, sino también obtener dicha vitamina del sol, por eso deben jugar en el parque y pasear al aire libre siempre que el tiempo lo permita.