Alimentación

¿Por qué los bebés no pueden beber leche de vaca?

¿Por qué los bebés no pueden beber leche de vaca?

Los expertos en medicina coinciden en que es necesario esperar a que los bebés alcancen el primer año de vida para empezar a darles leche de vaca, un producto que, aunque posee altas dosis de calcio y muchas otras vitaminas, no es adecuado para los más pequeñines.

Y, aunque la gran mayoría de las mamis conocen este dato, lo que muchas de nosotras no sabemos son los motivos que impiden que los bebés puedan beneficiarse de las bondades de la leche de vaca antes de cumplir los doce meses. Es por ello que, en esta ocasión, he decidido investigar un poco para averiguar qué es lo que provoca que debamos excluir este ingrediente a edades tempranas. ¡Descubrámoslo!

El sistema digestivo

Cuando los niños son tan pequeñitos, su sistema digestivo no está preparado para digerir las proteínas que se encuentran en la leche de vaca, uno de los motivos principales por los cuales los padres no pueden incluir este ingrediente en la dieta de sus retoños.

Los riñones

Otro de los órganos que puede verse perjudicado por la ingesta de leche de vaca son los riñones, ya que estos no tienen la capacidad de absorber debidamente todos los minerales que se encuentran presentes en este tipo de lácteo antes del primer año de vida.

Falta de vitaminas y minerales

Aunque la leche de vaca es ideal para los niños y los adultos, los bebés no pueden consumirla debido a la inmadurez de algunos de sus órganos y a que este ingrediente no contiene los niveles de vitamina C, hierro y zinc que los recién nacidos necesitan para gozar de la máxima salud y crecer sanos y fuertes. Es por ello que dejar a una lado la leche de vaca y alimentar a los peques con leches vegetales será una gran idea.