Embarazo

¿Por qué las embarazadas tienen antojos?

close view of tummy of pregnant woman

¿Alguna vez has conocido a una mujer embarazada que no tuviera antojos? Yo todavía no me he encontrado con ninguna chica que, encontrándose en estado de buena esperanza, no haya deseado ingerir algún ingrediente determinado con especial intensidad.

Es por ello que la cuestión de los antojos siempre me ha parecido muy curiosa e interesante, ya que, según diversos estudios, a más del 85 por ciento de las mujeres les apetece consumir un tipo de comida concreto durante el embarazo, e incluso se obsesionan con ese ingrediente y no paran hasta tenerlo entre sus manos.

Lo llamativo de este dato es que, en ocasiones, muchas de las mujeres que esperan un bebé odiaban ese alimento antes de estar embarazadas o, incluso, lo aborrecen después de haber dado a luz.

Esta curiosa información lleva a muchas embarazadas a preguntarse por qué tenemos antojos cuando un peque está en camino, una pregunta que, de momento, no tiene una respuesta científica.

No obstante, son muchos los estudiosos que afirman que los antojos aparecen debido a los fuertes cambios hormonales que tienen lugar en el cuerpo de toda mujer embarazada, los cuales pueden influir en los sentidos del gusto y el olfato.

Otros expertos en la materia afirman que los antojos también pueden ser debidos a ciertas carencias alimentarias, pero, ¿y qué hay de las mujeres que desean consumir sustancias extrañas que no le aportan absolutamente nada al organismo? Desde luego, lo que está claro es que todavía faltan muchas cosas por averiguar sobre los antojos durante el embarazo.

En cuanto a los ingredientes que más se les antojan a las mujeres embarazadas, destacan los dulces, la comida picante y las frutas, aunque los gustos son de lo más diversos y, en ocasiones, sorprendentes.

Por otro lado, si te estás preguntando si puedes satisfacer tus antojos consumiendo ese alimento que tanto te apetece probar, la respuesta es que sí, siempre y cuando te encuentres ante una sustancia saludable para ti y tu pequeño y no la consumas en exceso.