Embarazo

Pescado blanco y azul fundamental durante el embarazo

Sobre la importancia de una alimentación balanceada y saludable durante el embarazo hemos hablado unas cuantas veces en este sitio, pero hoy queremos hacer especial hincapié al inmejorable aporte nutricional que le da a nuestro futuro bebé una dieta rica en pescado. Sobre todo si tomamos en cuenta que este debería ocupar un lugar principal en la alimentación de la embarazada, desplazando a la carne a un lugar secundario.

Ya sea pescado azul o blanco, ambos tienen una infinidad de beneficios para la salud de la madre y del bebé por nacer. Según un grupo de científicos españoles, estos niños cuyas madres se alimentaron en base a pescado durante el embarazo tendrán un mayor desarrollo mental que aquellos que no hayan tenido la misma suerte.

Esto se debe a que el pescado aporta a nuestro organismo ácidos grasos, fundamentales para el desarrollo cerebral del peque; para ello se aconseja una ingesta mínima de dos veces por semana de pescado.

Otras virtudes del consumo de pescado durante el embarazo son:

- ácidos grasos omega-3: controlan la presión arterial, y reducen los riesgos cardiovasculares
- vitaminas A y D: un aporte fundamental
- ácidos grasos y yodo: fundamentales para el sistema nervioso central

Ante estos beneficios dudo que alguna embarazada deje de lado este maravilloso alimento, que no solo facilitará y mejorará su propia dieta y digestión durante el embarazo, sino que además estará fortaleciendo de una manera incomparable a su pequeño hijo que se forma en lo oculto y misterioso de su vientre.