Embarazo

Partos prematuros

prematuro_9ca06838de57542f10432700e

Cada una de nosotras enfrentamos diversos temores durante el embarazo, algunos más recurrentes y ligados al común denominador de la embarazada promedio, quizás el más simbólico de esto que hablamos sea el temor a tener un parto prematuro. Que nuestro bebé no cumpla el tiempo de gestación completo es un miedo que nos asalta a lo largo del embarazo.

Estos partos prematuros son aquellos que no llegan a completar las 37 semanas de embarazo, y a pesar de los muchos temores es una realidad que alcanza al 20 % de las embarazadas.

El cuerpo es el engranaje más completo y sabio que tenemos, este siempre nos avisará cuando algo no está bien; en caso de partos prematuros las señales de aviso suelen ser: sangrado, dolor en la parte baja de la espalda, sensación de presión y mucosidad.

Cuando recibas estos avisos de tu cuerpo debes estar alerta y comunicarte de inmediato con tu médico de cabecera ya que es muy posible que estés ante un caso de parto prematuro, él sabrá qué pasos seguir para que todo resulte lo mejor posible tanto para ti como para tu peque.

No te asustes, mantén la calma y recuerda que incluso con todos estos síntomas también puede tratarse de una falsa alarma. Solo ten presente que siempre es mejor prevenir que lamentar.