Embarazo

Parto natural, ¿con o sin dolor?

Woman Giving Birth

Hace algunos años atravesar el trabajo de parto era realmente un proceso muy doloroso, al no contar con los avances de la medicina de hoy en día las parturientas tenían a sus bebés sin ninguna ayuda que mitigara lo que significa cada contracción; no en vano con la aparición de la cesárea muchas mujeres creyeron ver en ella una solución. Muy por el contrario, personalmente, considero que no hay nada mejor en la vida, y más gratificante, que traer al mundo a un bebé por parto natural. Siempre y cuando esto no implique un peligro para el bebé o la mamá.

Alarma, bebé a punto de nacer

Cuando comienzan los síntomas del parto toda futura mamá pasa por momentos de temor, y uno de los más grandes temores al que nos enfrentamos en esas últimas horas es justamente al de sufrir fuertes dolores para dar a luz a nuestro hijo. Lo cierto es que la medicina ha avanzado tanto que ya está muy lejos de nosotras aquellas escenas de gritos y llanto como si concebir fuera una tortura. Un parto natural es la mejor forma de tener un hijo ya que solo nos demandará unas 12 horas de trabajo de parto para luego poder disfrutar plenamente de esa nueva personita que llega a nuestras vidas, en tanto que una cesárea, como toda operación quirúrgica, nos significará entre 5 a 7 días de dolor e incomodidad más unos quince días para la recuperación total.

Controlando el dolor

Los especialistas de hoy en día tienen una gran variedad de métodos y formas de manipular el dolor para que este sea tolerable y podamos dar a luz a nuestro hijo de manera natural. Entre ellos se encuentran, por supuesto, los analgésicos sintéticos en forma de comprimidos y algunos incluso inyectables. Ahora bien, la gran pregunta es: la anestesia peridural, ¿es una opción? Y la respuesta en muchos especialistas es sin dudas que sí, ya que esta bloquea el dolor y ayuda a la madre a pujar con más tranquilidad para dar a luz más rápidamente y mejor a su pequeño bebé. Otros aún continúan en la discusión de si esta bloquea también la sensación de las contracciones lo que haría que la madre no puje en el momento correcto. Como verán, es un debate que aún no ha concluido. ¿Tú que opinas?

  • Pingback: Y la perra ha tenido cachorros | Blog Mascotas