Moda y Complementos

Pañales para bañarse en la piscina o en el mar

Family playing in the pool

Los bebés más mayorcitos pueden bañarse en la piscina o en la playa, por eso una buena idea es ponerle un pañal especial desechable para el agua.

Este tipo de pañales son perfectos para que juguemos tranquilamente juntos en el agua y evitemos que se produzca algún escape, ya que son muy absorbentes y no dejan que nada salga del pañal. De hecho son muy elásticos y se ajustan perfectamente en el agua.

En los supermercados y farmacias los encontraremos en diferentes colores y con dibujitos muy graciosos, por lo que estarán monísimos. Al igual que los pañales normales están disponibles en diferentes tallas.

Además, estos pañales, a diferencia de los tradicionales, no se hinchan en el agua, por lo que son mucho más cómodos para el bebé.

Muchas personas aprovechan el pañal para otra ocasión si el bebé no lo ha manchado, pero es mejor tirarlo por higiene, ya que puede haber restos de pipí, arena o cloro.

Si vamos a la playa estos pañales impiden que la zona del culito esté en contacto con la arena, la cual puede irritar la zona o producir alguna infección. De todas formas podemos poner al bebé un rato sin nada sobre una toalla procurando que no le toque la arena.

Los pañales para el agua también nos pueden servir si acudimos a clases de natación con el bebé, ya que lógicamente suelen ser obligatorios en la mayoría de las piscinas.

Conviene elegir este tipo de pañales de calidad, ya así estaremos seguros de que no se escapará nada y de que el bebé estará cómodo.

Por otra parte existen los pañales de natación fabricados en tela que se pueden reutilizar porque son lavables. También están disponibles en diferentes colores y hay para niño y niña. Suelen llevar unos broches en los laterales para cambiarlos fácilmente.