Moda y Complementos

Origami, un cochecito tecnológico para bebés

Baby in the car seat

Las nuevas tecnologías no solo han hecho acto de presencia en el universo de la electrónica o la telefonía móvil, sino también en el mundo de los niños a través de los cochecitos para bebés.

Es el caso de Origami, un novedoso carrito para transportar a los peques de la casa que está plagado de elementos de lo más modernos y que a mí me ha encantado, a pesar de que su precio me parece más que elevado debido a que ronda los mil euros, una cantidad, para mi gusto, tremendamente excesiva.

Pero, ¿qué es lo que convierte a Origami en un cochecito de bebé original e innovador? Pues nada más y nada menos que la tecnología, ya que este nuevo carrito cuenta con una pequeña pantalla integrada en la que aparecen datos tales como la distancia recorrida, la temperatura ambiente o la posición en la que se encuentra el peque.

Además, dispone de un generador de energía que, al estar ubicado en las ruedas traseras, hace posible que estas se recarguen solas al ir de paseo con el pequeño. Este hecho también permite que los padres puedan tanto cargar su teléfono móvil durante los trayectos como encender las luces del cochecito o consultar la pantalla integrada de la que te he hablado anteriormente.

Sin embargo, uno de los aspectos que más me ha gustado de Origami ha sido que, con tan solo pulsar un botón, el cochecito se pliega y se despliega de forma automática, algo que encuentro muy interesante, sobre todo para los viajes en coche en los que hay que guardar el carrito en el maletero en diversas ocasiones, aunque es importante destacar que, si lo prefieres, también puedes llevar a cabo esta acción de forma manual.

¿Qué opinas sobre el nuevo Origami? ¿Estarías dispuesta a gastarte mil euros en un cochecito como este o prefieres optar por los carritos para bebé más tradicionales?