SaludSeguridad

Nuestros hijos y las drogas (II)

consumo_drogas

Ayer comenzamos esta serie de artículos referidos al consumo de drogas y nuestros hijos adolescentes, hablamos del vacío existencial que sufren hoy en día víctimas de una sociedad de consumo que los ha convencido de que para ser hay que tener. Ante esto, como padre solo nos queda replantearnos una serie de cuestiones relacionadas a nuestro papel y la forma en que debemos enfrentar este flagelo.

La pregunta más común que solemos hacernos cuando percibimos una situación peligrosa y cercana a las drogas es:  ¿qué hacemos los padres ante esto? Muchas veces nos paralizamos, otras sentimos culpas y tenemos miedos. Porque no los entendemos. Ni siquiera nosotros nos entendemos. Mucho menos los escuchamos a ellos. Cada uno vive inserto en su mundo. En la era de las comunicaciones vivimos incomunicados.

Sembramos libertades en nuestros hijos y cosechamos juventudes sin identidad, desorientados y sin guía. La realidad nos muestra a diario que fallamos. Eso tiene que ver con que no podemos o no sabemos disfrutar de la vida. Y frente a ello, a lo único que atinamos es a aturdirnos.

Aquí entran a jugar las drogas y sus falsos mitos: “viví feliz ahora, aunque sean cinco minutos de plena felicidad.” “No hay problemas, a las drogas las dejas cuando quieras”. “La marihuana es menos nociva que el tabaco”. ¡Falso!

La realidad es triste y totalmente distinta a la que proponen los “dealers”, mercenarios vendedores de falsas ilusiones.

(Continúa…)