Educación

Música para nuestros pequeños

Girl plays piano

El aprendizaje de la música juega un papel absolutamente positivo en el desarrollo cerebral de tu pequeño. Escuchar a Bach o Beethoven le ayudará a estimular su memoria y mejorar sus capacidades intelectuales.

Alimentarse de melodías

Cuando los bebés nacen, su cerebro ya es suficientemente eficiente, pero sabemos que el proceso de maduración funcional continua hasta la edad adulta. Eso es así gracias a la plasticidad de las redes neuronales, que necesitan, entre muchas otras cosas, alimentarse de notas y melodías. Para impulsar y estimular la capacidad de organización y reorganización de la mente de los peques, un ambiente musical y una pronta experiencia con los instrumentos pueden ser el origen de estímulos fundamentales.

La música fomenta la creatividad

Para activar las redes neuronales de tu pequeño se puede acudir a diferentes tipos de formación, que implicarán la activación de varias funciones sensoriales y cognitivas. La música y todos los juegos y actividades que la rodean constituyen un apoyo fantástico para explorar la creación de una ruta mnemotécnica en los niños. Siempre se ha dicho que escuchar a Mozart nos hace más inteligentes y que es ideal para fomentar estallidos de creatividad. Los efectos positivos son múltiples, cuida tu memoria y no sólo nos sirve a los adultos, también para los pequeños.

Formación musical para mejorar la lectura

Nada mejor que iniciarles en el amor a la música desde bien pequeños. Si están acostumbrados a escuchar a los grandes maestros, quizás de aquí a poco pidan aprender a tocar un instrumento. Los beneficios de la formación en el lenguaje musical están más que demostrados. Practicar a diario mejora la memoria verbal, la hace más eficaz, y ayuda a los peques alumnos a recordar e incorporar mejor el nuevo vocabulario.

Para incrementar de forma natural y divertida las habilidades intelectuales de tus pequeños, sólo hay que apretar al play y dejar que se produzca una reorganización del lóbulo temporal izquierdo de su cerebro.