Educación

Motivar el habla en nuestros bebés

Desde el nacimiento los niños intentan comunicarse con las personas que los rodean mediante gestos o sonidos que les sirvan para ser entendidos. La madre acostumbrada a responder ante el llanto o la risa del niño estimula al bebé para que utilizando distintas expresiones logre transmitir lo que siente. Esta motivación hace que el pequeño entre el cuarto y el sexto mes emita sonidos que logren incorporar algunas palabras al vocabulario que comienza a comprender, tales como papá y mamá.

El bebé aprende a interpretar el valor y el significado de las palabras de acuerdo a como sus padres las expresen. La autoridad de ellos le da peso a dichas palabras. Por eso es tan importante del mismo modo que se los estimule mediante canciones o melodías que contengan gestos que puedan repetirse. Así comenzaran a entender gran parte de los sonidos y gestos que implementan en el momento del aprendizaje. Es necesario que los padres expliquen claramente el significado de las palabras exagerando alguno de sus gestos, de manera que sean recordados mas fácilmente por los niños.

Es de gran importancia que los padres demuestren alegría ante algún acto bien realizado por parte del niño, pues esto les demostrara que han aprendido correctamente lo propuesto.

A partir de los siete meses y llegados los nueve hasta el décimo mes el niño ingresa en una etapa en la que los sonidos y palabras serán reproducidos claramente por él y hasta llegado el primer año irán comprendiendo el significado real de las cosas. Siempre están alertas a las conversaciones entabladas por los adultos. Así evoluciona su vocabulario y las primeras palabras claras aparecen preparándolo para comenzar a hablar.