Salud

Mitos y creencias sobre la salud del bebé

El cuidado de un niño recién nacido es una de las preocupaciones más grandes que tienen sobre todo las mujeres que se caracterizan por ser primerizas. Éstos necesitan de la mayor atención por parte de los padres ante posibles enfermedades o riesgos en su salud. Frente a determinadas preguntas los padres buscan aquellas respuestas que los satisfagan a la hora de cubrir las necesidades de sus pequeños, lo que muchas veces genera confusiones y creencias en falsos mitos que se han transmitido a lo largo de los años de boca en boca.

Dentro de estos mitos se encuentra aquella creencia en que cada vez que el chupete del niño cae al suelo este debe ser
desinfectado de manera que pueda evitarse cualquier tipo de enfermedad. Éste mito no es del todo cierto. Los niños poseen
un sistema de defensa inmunológico que funciona protegiéndolo de las bacterias. En el caso de que el bebé sea prematuro es necesario estar un poco más atentos.

Otro mito radica en creer en las horas de sueño que debe cumplir rigurosamente cada bebé. Esto es falso, cada niño se adapta y reacciona de distintas maneras de acuerdo con la personalidad que va desarrollando por lo que respetar sus horarios es lo más recomendable para su salud.

Con respecto a los gases que se desencadenan luego de cada comida no es necesario que se obsesionen con este tema, ya que si no responde a las palmadas en la espalda es porque no le hace falta. Cuando el bebé tiene fiebre no es producto de un síntoma de crecimiento sino de una posible infección. Ante todas estas dudas es necesario que se acuda a un médico especializado antes de seguir estas creencias al pie de la letra.