EmbarazoSalud

Maternidad y yoga

maternidad-y-yoga

 La gran noticia de estar embarazada origina una oleada de emociones y sensaciones de jubilosa alegría. También es posible que junto a estos sentimientos se combinen otros: temores, dudas e inseguridades. Transcurrir un embarazo feliz y positivo es el deseo de todas las futuras mamás.

La razón general de la práctica del yoga es encontrarse en paz y disfrutar de todo lo que nos brinda la vida. En particular el primer embarazo, en un camino de descubrimientos, una etapa de grandes cambios. El yoga ayudará a contar con un mejor embarazo y desde el inicio proporcionará al pequeño un ambiente positivo para su desarrollo. Darse cuenta de la presencia del pequeño permite a los padres entrar en una relación íntima con él, mediante una aproximación y diálogo interior, basada en las emociones, sensaciones y pensamientos.

Durante el transcurso del embarazo, los padres tienen la posibilidad de comunicarse con su hijo y esto significa no solamente aceptar la nueva realidad, sino escucharlo y dedicarle un espacio y tiempo. Toda la afectividad de los padres hacia su bebé en gestación compromete activamente al pequeño.

Con el yoga será más sencillo evitar inconvenientes tales como los excesos de peso y los dolores de espalda. Incluso, si jamás ha sido practicado, nos encontraremos con que las realizaciones de las más simples posturas servirán para poner en forma y brindar un bienestar general a todas las embarazadas. Iniciar las clases de yoga cuanto antes hace elevar el nivel físico y de agilidad. A nivel mental, logra sensaciones de bienestar y armonía como nunca antes.