Moda y ComplementosSeguridad

Los primeros desplazamientos

los-primeros-desplazamientos

Cuando el pequeño consigue desplazarse cada día con menos esfuerzo y por sus propios medios, se inicia para él un nuevo universo de sensaciones. Varía su percepción de todo el espacio y de los objetos, inclusive la imagen de él mismo adquiere connotaciones casi inéditas. Se descubre, será capaz de explorar el espacio que lo rodea, de saciar todas sus curiosidades al aproximarse a las cosas, tocándolas y manipulándolas a su antojo. Todo llamará su atención.

Si para los pequeños resulta una etapa apasionante, para sus padres será una causa de grandes sustos y sobresaltos de los peligros que cualquier entorno doméstico representa para el pequeño. Caídas, golpes y arañazos estarán al orden del día, y la solución no radica en mantener al pequeño continuamente encerrado, sino en adoptar las medidas necesarias.

La casa tiene que ser acondicionada para intentar evitar los posibles accidentes más graves, sin privar jamás al pequeño de todas las sensaciones que su ímpetu explorador va a proporcionarle. Hay que tener especial cuidado en no dejar al alcance de su mano los objetos más chicos que pudiera llevarse a la boca, así también como productos alcohólicos, tóxicos y medicamentos.

Para la estructura psíquica del pequeño esta etapa, la de gatear, significa un instante fundamental, y la libertad de movimientos de la que podrá disfrutar, contribuirá como estímulo para perfeccionar y desarrollar todas sus habilidades motrices.