Educación

Los peques y la jardinería, seguro que lo pasan genial

Little girl happy about her plant

Los niños sienten mucha curiosidad por las flores y las plantas en general, por eso debemos enseñarles desde pequeños a cuidarlas para que en el futuro sean respetuosos con el medio ambiente.

Además, el hecho de practicar en familia jardinería es una actividad muy divertida al tiempo que aprenden los distintos tipos de plantas y sus características.

Si tenemos jardín en casa podemos hacer un pequeño huerto y dejar una zona para que los peques siembren y cultiven por ejemplo tomates o guisantes que luego seguro que querrán probar, una buena forma de que coman vegetales.

De todas formas no hace falta disponer de un gran jardín, si en casa tenemos una pequeña terraza o balcón podemos hacer labores de jardinería. Es muy importante que siempre estemos presentes y no dejemos nunca al niño solo en una terraza o balcón. Si no tenemos zonas que dan al exterior siempre podemos recurrir a las plantas de interior.

Una de las primeras actividades que puede hacer un peque a partir de los dos años es retirar las hojas secas y regar las plantas. En muchas tiendas venden pequeñas regaderas y herramientas de jardinería de plástico para su edad y que les encanta utilizar.

También cuando sean un poquito más mayores podemos ir con ellos a una tienda donde vendan plantas resistentes y adecuadas para los niños y pedirles que elijan una, a la que tendrán que cuidar. Esto es muy útil porque aprenderán a ser más responsables. Es mejor que no elijan plantas como los cactus o los rosales porque podrían pincharse.

Ciertas plantas también pueden ser peligrosas si se las comen, por eso no debemos permitir que se metan nada en la boca y estar muy pendientes. Además es fundamental evitar que tengan contacto con abonos y otros productos tóxicos.