Educación

Los peques de 4 años y los por qué

por-que_calidadhoy

A los cuatro años nuestro peque suele ponerse un poco cansador con sus miles de preguntas sobre el por qué de las cosas, pero es en este momento cuando más necesita de nuestras respuestas, siempre claras, directas y veraces.

Para comprenderlo mejor es necesario conocer también aquellas características de su lenguaje y el modo de manejarnos con un niño tan pequeño y tan lleno de cuestionamientos y preguntas.

* A los 4 años todos los peques disfrutan conversando, les encanta contar largas historias que en su mayoría serán inventadas con un poquito de realidad en medio. Esto además del placer que les produce el manejo de algo absolutamente novedoso para ellos como es el lenguaje, lo hacen también para llamar la atención del mundo adulto.

* Como dijimos anteriormente es imperioso para ellos saber el por qué de cada cosa, y todo esto quieren saberlo de inmediato, nunca tienen tiempo para esperar una respuesta. Lo cierto es que estos peques parlanchines y preguntones pueden ponernos en más de un aprieto, ya sea por la complejidad de las respuestas que debemos darles, como por lo embarazoso que pueden resultar ciertos temas sobre los que nos indagan con absoluta inocencia.

* También hay algo que los caracteriza y que no siempre es considerado una virtud: su absoluta sinceridad para decirle a los demás lo que piensan sobre ellos, lo difícil en algunas situaciones en las que suelen ponernos estos peques, es mantener la calma y recordar siempre que lo que los mueve a preguntar ciertas cosas incómodas no es la maldad sino la más pura curiosidad.

Por eso, la próxima vez que tu niño pregunte por qué esa señora está tan gorda, no le regañes, simplemente deja la respuesta para más tarde y contéstale lo más claro que puedas. ;)

 

  • Gustavo Dost.

    Saludos.
    Aver quisiera agregar, que tanto ellos pueden aprender de nosotros mucho y nosotros de ellos, su sinceridad y espontaneidad y sencillez, son cualidades que muchas veces olvidamos, y recordemos que aunque en ese momento tienen su personalidad, después serán nuestro reflejo.