Juegos

Los pequeños y la creatividad

creatividad

La vida de un pequeño y más aún, el vivir de una forma creativa, significa estar preparado para casi todo. La creatividad es bastante más que una simple habilidad, es una actitud ante la vida y ante cualquier circunstancia.

Los jardines de infantes y los propios hogares son los lugares en que los pequeños cuentan con mayores posibilidades de lograr el desarrollo de sus aptitudes. Tenemos que ofrecerles las máximas alternativas de desarrollo y permitir que expresen de manera libre toda su creatividad. Estimular a los pequeños a los efectos de que desarrollen su inmenso potencial creativo colaborará a que resulte un individuo con mayores recursos prácticos para la adaptación al mundo que los rodea.

Tenemos que respetar las instancias de sus juegos, permitirles esos espacios de creación, valorar sus ideas creativas y apoyarlos brindándoles permanentemente afecto. El apoyo emocional de los padres en esta acción natural acrecienta en los pequeños el placer de la energía que le proporciona jugar. Pero además del apoyo emocional, será muy importante el material, acercándoles diversos elementos y juguetes para contribuir con esa actividad. Dibujar y pintar representan dos maneras convencionales de expresar la creatividad, pero también disponemos de muchísimos otros elementos de nuestra casa que serán correctamente aprovechados por los pequeños.

Para desarrollarnos en un mundo totalmente creativo, lo fundamental será la comunicación. Observar a los pequeños a los ojos es una actitud positiva que transmite seguridad, confianza y sobre todo amor. Jamás tenemos que olvidar que nuestros pequeños son un verdadero tesoro creativo que en varias ocasiones nos ayudan a tomar decisiones importantes.