Salud

Los niños y la Aromaterapia

La Aromaterapia nació con el primer Hombre en la lucha emprendida contra la enfermedad. Desde ese entonces elaboró medicinas basadas en las plantas, que casi siempre revelaron una eficacia inestimable.

La terapéutica aromática, como hija directa de la fisioterapia, existe desde tiempo suficiente como para considerar su valor curativo y su acción fisiológica benéfica. Es una medicina natural no traumatizante, y desprovista de toxicidad, por lo que la convierte en ideal para tratamiento en niños y adolescentes.

Nunca antes como ahora habían sido tan importantes los aromas para el ser humano, que desde la antigüedad ha pensado en el uso de lociones y perfumes, no sólo por vanidad, sino por sus positivos efectos terapéuticos y relajantes. En medicina integrativa, se le llama Aromaterapia al uso terapéutico de aceites esenciales extraídos de plantas, aceites que proporcionan a las plantas su fragancia y a las emociones, sus efectos balsámicos.

El término ‘aromaterapia’ fue usado por el químico francés Maurice Gattefosse, descubridor de las propiedades curativas del aceite esencial de lavanda, cuando comprobó su importancia para la buena circulación sanguínea y linfática, y el modo en que influía sobre el metabolismo, dejando establecido el modo en que los aceites esenciales penetran por la nariz y la piel, y actúan sobre el sistema nervioso. De tal manera que muchos de los problemas de índole nerviosa que hemos estado viendo sobre nuestros peques bien podrían resolverse de una forma más natural y saludable a través de estas terapias naturistas.

(Continúa…)

Imagen: estebanecheverria