Salud

Los niños, el verano y la hidratación

Comienzan los grandes calores del verano y es primordial para estas fechas tomar en cuenta aquellos consejos que no nos cansamos de repetir año tras año. Si vas a enfrentar una temporada estival con un peque en la familia es fundamental controlar el consumo de agua ya que los niños necesitan beber suficiente agua de manera tal que repongan la pérdida que el organismo hace de la misma a través del sudor y evitar así la deshidratación.

Los peques son más propensos que los adultos a sufrir deshidratación ya que tienen un mayor porcentaje de agua en sus cuerpos pero un equilibrio más débil. Es nuestro deber mantenerlos debidamente hidratados, recuerda que cuando el peque comienza a sentir sed ya estamos hablando de una cantidad de líquido corporal anormal.

Por eso debes ser tu quien le proporcione de manera constante el agua que necesita, esto es entre 50-60 ml por cada kilo de peso, por ejemplo: un bebé de 10 kilos deberá beber medio litro de agua por día.

Para que esto te resulte más fácil, sigue el consejo de los profesionales, quienes dicen que debemos dar agua, zumos o lácteos cada dos horas a nuestros peques de 0 a 3 años.

Fuente e imagen: bebesymas