Educación

Los límites en la crianza de nuestros hijos

Los roles de Padre y Madre han sufrido modificaciones en los tiempos modernos. Si bien es cierto que siguen existiendo los padres “varones”, que se desentienden de los hijos, también es verdad que ha surgido padres que se involucran mucho más en la vida de sus hijos que en tiempos pasados.

Lo que más les preocupa a estos nuevos padres, es el tema de los límites y cuál es la mejor manera de enseñárselos a los hijos. Ellos no vienen con un manual de instrucciones. Recuerdo que cuando nació mi hijo, hace casi 18 años, el pediatra me dio sólo 3 hojas tipeadas a máquina por él, con las típicas preguntas que le hacían los padres primerizos.  Me causó mucha gracia y todavía las conservo.

Los hombres y mujeres somos distintos y en general cada uno tiene un rol dentro de la familia. En la antigüedad, la función del padre en los primeros tres años era ser la cuña, lo que separaba la simbiosis entre la madre y su hijo. El hombre representaba la ley, que se puede y que no. Como los tiempos han cambiado, el rol del padre se ha desdibujado y muchas veces la madre es la que pone los límites.  A veces cuesta ser el malo de la película y tener siempre este rol en la familia. A esto se suman las discusiones con la pareja, porque no se está de acuerdo con el criterio de alguno de los progenitores.

Sin duda, el que sale perdiendo es el hijo.¿Qué hacer? Hay que dialogar muchísimo entre los padres, ponerse de acuerdo en temas básicos y no dinamitar la autoridad de ninguno de los dos. Charlando es posible llegar a acuerdos básicos y mantener un mismo discurso en la pareja. Los chicos buscan todo el tiempo los límites y detectan cual de los padres es más débil que el otro. Ellos nos sorprenden con su adaptación y su coherencia y  saben manejarse muy bien con la forma de ser de cada uno. Es fundamental es que ninguno de los dos padres hable mal del otro.

Los límites que uno pone hoy están evitando males mayores más adelante, como la droga, el alcohol. Tener claro qué se puede y qué no es fundamental en el desarrollo del chico, que va desarrollar y  mantener un orden y una conducta cuando sea más grande.

  • Pingback: Lo mejor para el perro | Blog Mascotas