Embarazo

Los hábitos desde el embarazo

los-habitos-desde-el-embarazo.thumbnail

La transformación en padres significa desde todos los puntos de vista una experiencia cambiante. Ser mamá y papá es un gran desafío hacia nuestras capacidades para poder ubicar el cuerpo y el propio psiquismo en los requerimientos de los bebés. Es una acomodación que no resultará para nada sencilla, dado que determinará el abandono de hábitos y costumbres de vida, sustituyéndolas por nuevas rutinas enfocadas en las preferencias y necesidades de la pareja y de toda la familia.

Pero estas variaciones en nuestros hábitos y especialmente en lo relacionado con el sueño, tiene un origen desde antes del nacimiento del pequeño. Toda la higiene del dormir será cambiada a partir del embarazo, en virtud a los distintos cambios físicos y disposiciones psíquicas que vienen a darse en este período.

Posterior al nacimiento, es claro que eso que es muy personal como el sueño y el descanso, y que en algunos puntos lejanos pareció depender de forma casi exclusiva de uno, ahora se encuentra comprometido por los tiempos del pequeño. En este sentido, diferentes libros y relatos circulan entre madres y padres, aconsejando y enseñando las mejores maneras de facilitar que los pequeños duerman en horas predecibles. Estas razones se logran poner en práctica no solamente para resguardar el correcto sueño de los pequeños, sino también para proteger el de los padres.

Será fundamental que se intente descansar bien para así lograr disfrutar más de la paternidad y no trascurrirla como una mera experiencia que entorpece e invade no sólo el desarrollo, sino también el tan necesario descanso. Es conveniente ir adecuando en cada una de las etapas, el funcionamiento de la familia a los efectos que todos logren crecer realizando un sano ejercicio de todos sus tiempos.