Alimentación

Los efectos dañinos de las golosinas en los peques

Mixed candy vector

Una de las cosas que recuerdo muy bien de cuando era pequeña era lo mucho que me gustaban las golosinas y la cantidad de veces que mis padres se veían obligados a prohibírmelas.

Y es que, aunque estos dulces están realmente buenos y no solo agradan a los peques, sino también a los adultos, es muy importante tener en cuenta que las golosinas pueden ser muy perjudiciales para los niños.

Es por ello que, para que puedas cuidar la salud de tus hijos de la mejor forma posible, hoy quiero decirte cuáles son los efectos dañinos que las golosinas tienen sobre los bebés y los niños algo más mayores.

Las caries

Una de las principales desventajas del consumo de chucherías es que estos dulces fomentan la aparición de caries debido a la gran cantidad de azúcares que contienen, por lo que, para que tu hijo pueda tener una sonrisa sana y sin caries, será fundamental que reduzcas su consumo lo máximo posible.

Las calorías

Las golosinas tienen muchísimas calorías, lo que provoca que muchos niños sufran sobrepeso y obesidad y que, al sentirse saciados tras la ingesta de estos dulces, su estómago no tenga cabida para otros alimentos mucho más saludables y, por tanto, su alimentación sufra graves carencias vitamínicas.

Los nutrientes

Aunque existen ingredientes que, pese a no ser especialmente beneficiosos para la salud, tienen cosas buenas, este no es el caso de las golosinas, ya que las “chuches” no le aportan ningún tipo de nutriente esencial al organismo, sino todo lo contrario debido a que contienen muchísimas grasas, azúcares, sal y otras sustancias nada provechosas para la salud de los peques de la casa.

Otras enfermedades

Además de obesidad y sobrepeso, el consumo abusivo de chucherías también puede provocar la aparición de otras enfermedades, tales como diabetes o hipercolesterolemia. Una pena, porque algunas están riquísimas.

  • Magalí

    Está claro que no se puede abusar de ellas.