Salud

Los cuidados del cordón umbilical

que-es-el-asa-cervical-de-cordon

Cuando la feliz mamá regresa a su hogar con el pequeño recién nacido, comienza una etapa nueva. Algo lejos de todo el apoyo recibido en el transcurso de la maternidad, la mamá se encontrará con las responsabilidades de todas las tareas relacionadas con los cuidados del bebé. Las atenciones con el cordón umbilical son tareas sencillas pero muy importantes.

Sabido es que el cordón umbilical en la etapa previa al nacimiento es el nexo anatómico entre el feto y la mamá. Dentro de él podemos ubicar los vasos que transportan todos los nutrientes hacia el feto. Después del nacimiento este cordón se corta y pasa a ser un área con cierto riesgo de infecciones. A través del cordón pueden ingresar gran cantidad de gérmenes y es por esta razón que será fundamental una higiene correcta.

Es aconsejable limpiar la raíz del cordón umbilical en su unión con la piel. Hay que pasar a su alrededor una gasa estéril con un poco de alcohol haciendo movimientos a partir del cordón y hacia afuera. Con esta acción se limpiará toda el área al tiempo que ayudará también a secar el cordón para evitar los ambientes de infección y apresurar su caída. Si tenemos la prevención de mantener la batita aseada y los pañales por debajo del pequeño, no será necesario colocar una gasa seca recubriendo al cordón umbilical.

Además podemos encontrar en algunos locales comerciales, pañales recortados de tal manera que al colocarlos toleran la implantación del cordón. Se estima que un lapso de diez días a partir del nacimiento el cordón umbilical se desprenderá totalmente.
Con estas sencillas recomendaciones queremos contribuir a un mejor cuidado y calidad de vida de todos los pequeños.