Salud

Los beneficios de la natación para los peques

Los beneficios de la natación para los peques

La natación mejora el estado de salud de los peques y les enseña todas la claves para bañarse en la playa o en la piscina sin miedos y sin peligro a hundirse bajo el agua.

De hecho, la natación es tan importante para los niños que los expertos recomiendan que los peques de la casa aprendan a nadar lo más temprano posible, a pesar de que la edad ideal se sitúa entre los tres y los cuatro años.

Y es que, aunque a tu peque le dé miedo el agua, es importante que hagas todo lo posible para que ame la natación, algo que, hoy en día, no es especialmente complicado si tenemos en cuenta que existen multitud de piscinas en las que podemos encontrar estupendos monitores que se encargan de conseguir que los niños aprendan a nadar de una forma divertida y que le pierdan el miedo al agua enseguida.

Los beneficios de la natación

Aprender a nadar es una práctica que se encuentra plagada de beneficios, ya que hace posible que los niños estén más fuertes, que no le tengan temor al agua y que practiquen multitud de ejercicios que mejoran tanto su salud como su sistema psicomotor.

Asimismo, y aunque la edad recomendada para aprender a nadar se sitúa en los tres años de edad, como te he comentado anteriormente, la natación también es ideal para los bebés, quienes tienen la oportunidad de descubrir el agua sobre los brazos de sus padres y de adquirir una gran confianza en ellos mismos, así como fortalecer el vínculo afectivo con sus progenitores.

Así que, ahora que los peques están de vacaciones y que el calor ya aprieta con fuerza en buena parte del mundo, yo te aconsejo que introduzcas a tu hijo en los mundos de la natación y que le empapes de todas las bondades de aprender a nadar.