Salud

Los bebés y el invierno

7 MTIwMTE3LWFsaXNhLTAwMDctMi5qcGc=

Cada año, en esta etapa, cuando comenzamos a imaginar el crudo invierno que se avecina, nos invade la misma preocupación como madres: ¿cómo proteger a nuestros peques del frío? Mucho más si tenemos en casa un recién nacido. Acaso, ¿los bebés sienten el frío de la misma forma que los adultos? Para resolver todas estas dudas y salir de nuestros temores es fundamental aprender cuáles son las verdades sobre este tema del que tanto se habla, pero en muchas ocasiones de manera tan diferente.

Los bebés y el frío

Para comenzar es muy importante saber que los adultos tenemos un mecanismo de defensa desarrollado que nos permite regular la temperatura corporal, lo que nos hace más resistentes al frío. En cambio un recién nacido carece de este mecanismo de regulación por lo que se ven más afectados. Somos los adultos los que debemos tomar las medidas necesarias para vestirlos de la manera correcta. Cuando salimos de paseo, y considerando que nuestro bebé no está en movimiento por lo tanto no produce calor de manera natural, es necesario que este vaya más abrigado que nosotros.

Ropa indicada para días muy fríos

Lo ideal es que tu bebé lleve más ropa de abrigo que tu, por lo general los pediatras aconsejan una prenda más; además del gorro y calcetines especiales. Ahora bien, si aún no te das cuenta de como vestirlo, presta atención a sus reacciones, si el niño tirita o se pone pálido está pasando frío. Abrígalo inmediatamente. Los cambios bruscos de ambientes demasiado cálidos al frío exterior son muy peligrosos, ya que producen los conocidos golpes de frío que provocan serias enfermedades, especialmente a los más pequeños.