Seguridad

Los bebés que duermen con los padres pueden sufrir muerte súbita

Los bebés que duermen con los padres pueden sufrir muerte súbita

La muerte súbita tiene lugar cuando el corazoncito de los bebés se acelera en exceso, lo que provoca que, finalmente, acabe parándose y el pequeño fallezca, una causa de muerte natural que puede prevenirse poniendo en práctica algunos consejos, entre los que se encuentra el hecho de evitar que los peques duerman con los padres.

Es por ello que, entre las cosas que no debes hacer con un recién nacido, se encuentra dejar de lado la cuna para que duerma en compañía de sus papás, algo que, aunque a priori pueda parecer beneficioso, resulta muy perjudicial para los niños, especialmente si deseas huir de la terrible muerte súbita.

Y es que, según ha quedado de manifiesto en un amplio análisis publicado en la edición digital del periódico BMJ Open, los bebés que duermen en el mismo lecho que su padre y su madre corren un riesgo cinco veces mayor de padecer muerte súbita que aquellos que gozan de un profundo sueño en el interior de su cunita.

Así que, aunque en un principio pensaras que meter a tu hijo en el interior de vuestra cama todas las noches era una práctica repleta de ventajas, lo mejor será que la evites a toda costa con el fin de conseguir que tu peque disfrute de una gran salud y crezca sano y fuerte.

Otras formas de prevenir la muerte súbita

Además de acostumbrar a tu bebé a que duerma en su cuna desde el día de su nacimiento, será fundamental que, para evitar la muerte súbita, coloques a tu niño boca arriba para dormir, una práctica muy sencilla que solo te quitará unos segundos de tu tiempo y que te ayudará a alejar a esta terrible dolencia de tu vida, la cual continúa siendo la principal causa de muerte entre los lactantes durante sus 28 primeros días de vida.

  • Fabrizia

    Además de lo que cuesta quitarle la costumbre. Mi hijo tiene 3 años y solo duerme con nosotros.