Embarazo

Los antojos durante el embarazo

peq2
Todas hemos oído alguna vez que una mancha en la piel o un lunar con una forma especial en nuestro cuerpo se debe a un antojo que nuestra madre no pudo satisfacer. Este es un mito que aún hoy se transmite de generación en generación, haciendo que las mujeres embarazadas logren que sus compañeros salgan a cualquier hora del día o de la noche en busca de esa comida especial que se le antoja comer.

Antojos, realidad o mito

Si bien estos llamados antojos existen, lo cierto es que se trata de un deseo repentino de comer ciertos alimentos o combinaciones de alimentos insólitas, y esto se da ocasionalmente durante el primer trimestre de embarazo y con mayor frecuencia en el segundo trimestre. Con lo que podríamos decir que ciertamente los antojos existen. Ahora bien, cual es el fenómeno que da origen a estos deseos repentinos e incontenibles. Se trata ni más ni menos de un fenómeno de origen hormonal, al igual que otros que se dan durante esos meses como las náuseas o la hipersensibilidad a los olores.

¿Les damos, entonces, el gusto?

Sabiendo lo que sabemos, no es casual que ahora muchos esposos pregunten si realmente deben satisfacer esos antojos de sus mujeres embarazadas. Pues bien, queridos amigos, los especialistas dicen que no está nada mal satisfacer esos deseos. Aunque también nos dicen a nosotras que no abusemos de ellos y sigamos nuestras dietas equilibradas y saludables. Sobre todo para no ganar más peso del necesario ya que esto perjudica tanto al bebé como a la futura mamá.