Salud

Llora y no sabes porque?

babycrying

En los primeros meses de vida, el llanto es el lenguaje de comunicación mediante el cual el peque comienza a relacionarse con su contexto; están aquellos niños/as que utilizan esta modalidad más que otros.

Con esta manifestación puede contarte que tiene hambre, malestares gástricos, frío, hambre, ganas de que lo mimes, aburrimiento, le cantes o simplemente estar cerca del corazón que mejor conoce.

No hay fórmulas mágicas que se compren en algún negocio del lugar donde vives, sino estar alerta a la manera como llora ya que será diferente el dolor al sueño al frío; a veces lo único que tu bebé te pide estar upa porque tu calorcito materno provoca milagros.

El movimiento suave y con un vaivén armónico lo relaja y adormece cuando está y no puede conciliar el sueño, si está inquieto después de su tomar la leche o comer apoya su panza con cuidado en la parte de tu hombro y palmea su espaldita pueden ser cólicos.

Si pruebas arroparlo con una manta que usa habitualmente o alguna prenda de vestir que tenga tu olor y esa sensación de bienestar le dará tranquilidad. Para que el peque disfrute de un masaje relajante en estos momentos de tensión y llanto practícalos con él habitualmente después de bañarse, mientras juegas o cuando comparten una charla.

Si has practicado muchas de las propuestas anteriores y tu niño/a no se calma, un recurso para aplicar es el paseo … que lo distraerá y muchas veces esa instancia de salida produce relax.